Estimados Colegas, Amigos, Damas y Caballeros:

Muchos de ustedes conocen las especiales circunstancias de las elecciones del 2013 en las que ganó la lista que presidió Max Obregón para gobernar el Colegio de Periodistas de Lima durante el periodo 2014 y 2015.

Desde esa fecha, el trabajo que desarrolló el equipo que me tocó integrar fue muy intenso y agotador, pero al mismo tiempo gratificante y esperanzador. Hicimos de todo un poco, desde las labores más sencillas, como coger escoba, balde y trapeador para limpiar los ambientes descuidados y abandonados de nuestros Colegio, hasta organizar el primer debate entre los postulantes a la alcaldía de Lima, aquí mismo, en este auditorio, gracias al apoyo de personas e instituciones, como en este caso lo dieron las autoridades de la Biblioteca Nacional.

Organizar el colectivo por una Televisión con Valores, la primera marcha contra la TV Basura que violaba el horario de protección al menor, pronunciamientos públicos sobre diversos temas del acontecer nacional que nos afectaba directamente, como el de declarar persona no grata a un ministro del Interior de este régimen por su constante y burlonesco ataque a los periodistas que cubrían información de su cartera, y rechazar los rumores de un supuesto golpe contra la democracia, fueron algunos de los hechos más resaltantes de esta gestión que fenece.

Varias de las metas trazadas por la gestión de Max se pudieron alcanzar; sin embargo el tiempo nos quedó muy corto y otras no llegaron a cristalizarse. Por ello decidimos continuar con esa labor; de esta manera y gracias al apoyo de ustedes que nos honraron con su voto y nos permitieron ganar las elecciones del pasado 8 de noviembre, el equipo que me acompaña asume trabajos puntuales que marcarán esta gestión.

En primer lugar, mejoraremos los servicios para los miembros de la orden. Hemos firmado un convenio con la clínica Santa Beatriz para la atención de los colegas y sus familiares directos, cónyuge, hijos y padres. Los costos van desde los 8 soles la consulta en diversas especialidades, con exámenes de altísima calidad, con equipos de resonancia magnética de última generación, atención ambulatoria, emergencia y hospitalización. La inscripción es sencilla. Sólo tienen que acercarse al Colegio, actualizar su ficha de datos, si es que no lo han hecho, y recabar una carta de presentación del Colegio, ir a la Clínica e inscribirse. Nada más.

Lo que sigue es impulsar la atención de otros colegas que tienen problemas para obtener su jubilación de acuerdo a la ley del periodista. Un equipo de especialistas los ayudará en sus trámites para que obtengan ese beneficio ante las instancias pertinentes.

La atención empezará en este mes y a través de las redes sociales, correo electrónico y teléfonos, les haremos conocer los días y horarios de atención.

Para aquellos que se colegiaron hasta enero de 1989 con años de práctica y sin título profesional, le anunciamos que en los siguientes días firmaremos un convenio con la Universidad San Juan Bautista para que obtengan el título profesional. Cada caso será evaluado por la universidad para determinar el tiempo que le falta para lograr el ansiado grado académico.

Pero eso no es todo. El convenio también les da la oportunidad a los miembros de la orden que tienen su título profesional, a seguir una segunda carrera en tres años aproximadamente y con pensiones rebajadas. Son 14 carreras profesionales que ofrece la universidad, entre ellas Derecho, Contabilidad y Administración de Negocios.

Y un último aspecto, es el dictado de Diplomados en nuestro propio local, para que los colegas se desarrollen académicamente y sean más competitivos en el mercado laboral. Debo precisarles que todos estos beneficios para los colegiados son extensivos a sus familiares directos, cónyuge e hijos.

En segundo lugar anunciamos una renovación completa de nuestra página web en 60 días, mucho más amigable y con nuevos servicios y a través de la cual actualizaremos los datos de los miembros de la orden para que todos puedan acceder a los beneficios del Colegio, como son el uso de la Clínica Santa Beatriz y los servicios de la Universidad San Juan Bautista, además de los seminarios, fórums y conferencias que regularmente organizaremos en nuestro local.

En tercer lugar ustedes deben saber que el Colegio de Periodistas de Lima creó el Fondo Editorial CPL para realizar trabajos a instituciones privadas y públicas. Muchas de ellas requieren servicios de edición de revistas, boletines, memorias institucionales, producción y edición de videos, documentales, entre otros.

Este año nos presentaremos a competir en los cientos de concursos públicos que se convocan en el Estado. ¿Y quiénes se encargarán de elaborar estos trabajos? Pues nuestros colegiados, muchos de ellos con amplísima experiencia en el tema y otros jóvenes profesionales muy creativos y con ganas de trabajar al lado de los expertos.

En cuarto lugar debo manifestar mi preocupación personal e institucional por los gravísimos casos de corrupción que ocurren en el país desde hace décadas, la gran mayoría denunciados por la prensa, pero lamentablemente investigados a medias y sancionados a la muerte de un Papa, como se dice criollamente.

Los peruanos no somos conscientes de que la corrupción es una lacra que nos roba miles de millones de soles al año. Según el Contralor general de la República son 10 mil millones, pero las cifras se quedan chicas cada vez que se descubren más casos de funcionarios corruptos de todos los niveles que se roban impunemente el dinero de todos los peruanos.

Extraña de sobre manera que ningún candidato a la presidencia de la república haya presentado propuestas concretas para luchar contra la coima, contra el arreglo bajo la mesa, contra las licitaciones arregladas, contra el diezmo de las obras y que ahora dicen ha subido al 15% por adelantado, contra la sobrevaluación de proyectos millonarios, contra funcionarios que pagaron el 100 % de una obra y sin embargo ésta se encuentra al 10 o 15% de su ejecución.

Ninguno de ellos, que aspira a gobernarnos ha sido claro y concreto en este tema. Se han dedicado a insultarse entre ellos, a despotricar del otro para alegría de las tribunas, a hablar sobre otros temas que si bien pueden ser importantes, éste, el de la lucha contra la corrupción es muchísimo más grave porque le roba la educación y la salud de nuestros niños, las pensiones de nuestros jubilados y el futuro de toda una nación que está harta de políticos tradicionales que prometen y mienten descaradamente para llegar a estos cargos de elección popular.

La corrupción está en todos lados y el estado está perdiendo la batalla. Nos están ganando los corruptos, mucho más que el ratero de poca monta que se lleva un celular o una cartera. Todos los encarcelados y procesados por robos comunes no llegan a juntar ni 5 millones, pero un solo corrupto que arregla por lo bajo y le roba al estado, en una sola obra puede llevarse muchísimo más dinero. Imaginen ahora cuánto se llevan estos delincuentes de cuello y corbata, a quienes además nosotros les pagamos su sueldo para que supuestamente trabajen administrado los recursos públicos.

Fíjense la gravedad de este asunto. La compañía de investigación de mercados Ipsos reveló que en el 2010 la corrupción era una de las tres principales preocupaciones del 47% de los peruanos. En el 2015, ese porcentaje subió al 52%.

En el 2014 la Procuraduría Anticorrupción reveló que el 92% de los alcaldes del país (casi 1.700 de 1.841) eran investigados por denuncias de presuntos actos de corrupción vinculados a los delitos de peculado de uso, malversación de fondos, negociación incompatible y colusión. ¿Cuántos de ellos están presos y han devuelto lo robado? No se cuentan ni con los dedos de una mano.

Es justo mencionar que algunos medios de comunicación se han convertido en los principales actores de la lucha contra la corrupción. Decenas de casos han sido denunciados a través de la televisión, prensa escrita y radio. Casi todos han terminado en el Poder Judicial; sin embargo, muchos de ellos duermen el sueño de los justos y no se sanciona a los culpables.

Y nuevamente el círculo vicioso: no hay presupuesto para contratar más policías que investiguen y capturen a los acusados de corrupción, no hay dinero para pagar peritos que demuestren de manera indubitable el monto robado, tampoco para contratar un fiscal ad hoc que se encargue de un caso complejo por la gran cantidad de implicados.

Y en el Poder Judicial es lo mismo, y hasta se pierden los expedientes o simplemente el juicio demora tantos años que los acusados salen libres porque los delitos prescribieron.

Hoy, el Colegio de Periodistas de Lima se suma a la lucha contra la corrupción en el país, y anunciamos que está en marcha la construcción de un portal web al que le hemos denominado “Observatorio anti corrupción del CPL”.

Esta iniciativa tiene dos objetivos fundamentales: el primero es investigar periodísticamente y denunciar actos de corrupción. Se presentarán las denuncias documentadas de casos de corrupción que descubra el equipo de periodistas especializados del CPL. Se utilizarán audios, videos, infografías y herramientas multimedia para graficar la denuncia.

El segundo es el seguimiento de los casos de corrupción.- Esta es quizás una de las partes más importantes del portal. Se trata de actualizar permanentemente el estado en que se encuentran las denuncias realizadas por el observatorio y por terceros (medios de comunicación, etc.) ya sea en la etapa policial, en la fiscalía, procuradoria o juzgado, sala penal o corte suprema. No debemos olvidar que la corrupción tiene cómplices, algunos de ellos en los dentro de las instituciones que son operadores de la justicia. Las demoras injustificadas en cualquier etapa no son casuales, muy por el contrario, se le debe considerar como actos de complicidad que hay que denunciar.

De esta manera el país sabrá dónde se entrampa una investigación a los corruptos, y obviamente sabrá decirle al país que tal o cual autoridad fue injustamente acusada porque las pruebas demostraron que era inocente.

Es indudable que en todas las instituciones que son operadores de la justicia existe una gran mayoría que lucha contra la corrupción sin tregua, empezando por sus titulares.

Por ello, el CPL invitará formalmente a firmar Convenios de Cooperación a la Policía Nacional, Ministerio del Interior, Ministerio Público, Poder Judicial, Ministerio de Justicia y la Contraloría General de la República, con la finalidad de que proporcionen material que consideren debe ser de conocimiento de la opinión pública. El Colegio a su vez entregará sus investigaciones documentadas a los operadores de la justicia, para que procedan conforme a sus atribuciones.

Esta propuesta no tendría futuro si es que no tiene financiamiento. El Colegio pondrá los recursos humanos y económicos para la construcción del portal y esperamos que la cooperación internacional apoye esta iniciativa proporcionando fondos para sostenerla en el tiempo.

Y como institución que exige transparencia y buen uso de sus recursos, nosotros también debemos hacerlo ante nuestros colegas y la opinión pública. Por ello, anuncio que en nuestra primera sesión de Consejo Directivo del Colegio de Periodistas de Lima, crearemos nuestra propia Comisión Revisora de Cuentas, la misma que estará integrada por tres colegas de reconocida trayectoria, uno de ellos necesariamente que se haya colegiado en el 2015, para darle la oportunidad a los jóvenes de hacer trabajo dirigencial y que mañana más tarde sean quienes nos reemplacen en el cargo.

Esta comisión trabajará al lado de nuestro director de economía y supervisará todos los meses los ingresos y egresos del Colegio. De esta manera garantizaremos a los miembros de la orden que los recursos de la institución serán invertidos de manera honesta, eficiente y transparente.

En esta parte, tengo que agradecer de manera especial al equipo humano que me acompañará en este trabajo durante los siguientes dos años. A nuestra primera vice decana Ana Cecilia del Castillo, extraordinaria periodista que ha combinado su labor profesional, de dirigente en sus dos colegios, el nuestro y el Juana Alarco, con el de madre de dos hijos que son su orgullo. Para ella nada es imposible y todo se consigue con alegría, entusiasmo y trabajo sin descanso.

A nuestra segunda vice decana, Dora Garrido, periodista y abogada como yo. Reconocida por su trabajo en distintos puestos en Radioprogramas del Perú y quien no dudó un instante en colaborar con su Colegio, como ella mismo lo dijo.

Al maestro y catedrático universitario Augusto Apesteguía Panay, periodista del desaparecido diario La Prensa que marcó época en el periodismo nacional y con quien compartimos la redacción de nuestro querido diario HOY en los 80.

Al colega y amigo Andrés Gogin Coello, reconocido dirigente sindical de los periodistas en La Prensa y quien laboró durante más de 20 años en el Grupo RPP.

A Luis Oyola Ancajima, premiado varias veces por ser el mejor jefe de prensa del club Sporting Cristal y de la selección peruana de fútbol. Mi tocayo también es de las canteras del diario HOY, aquel diario que nos permitió conocer a periodistas y personas que nos inculcaron con el ejemplo, la dignidad y profesionalismo de nuestra carrera.

A Walter Ccopa Aparicio, también abogado y periodista que ejerció en RPP y que hoy brinda sus servicios profesionales para el Estado.

A Gloria Pineda Loayza, amiga y colega que estuvo con nosotros en el anterior Consejo Directivo y que siempre aporta su amplia experiencia en la toma de decisiones.

A Carolina Diaz Maldonado, magister y experta en temas gubernamentales en el rubro de comunicaciones. Es un lujo tenerte en el equipo.

Y a Manuel Boluarte Carbajal, reconocido colega que dirige Info región, una agencia de noticias que tiene varios años sirviendo al país. Manuel no nos acompaña hoy debido a su trabajo profesional que exige su presencia.

Finalmente dos agradecimientos puntuales, el primero a mi familia representados por mis padres y mi menor hijo. A todos les he quitado tiempo para dedicarlo a la tarea dirigencial, pero sabremos recompensarlo cuando entreguemos la institución a nuevos dirigentes diciendo: tarea cumplida.

Y a ustedes colegas y amigos. Si los mencionara uno a uno, nos quedaríamos un par de horas más. A todos mi más sincero agradecimiento por confiar en este equipo humano, que seguramente cometerá uno que otro error, pero sé que sabrán alertarnos para que rectifiquemos y logremos el éxito.

El Colegio es de todos y como tal recibirá a todos con los brazos abiertos. Sus sugerencias, sus propuestas, sus reclamos, observaciones y recomendaciones serán bienvenidas. Para nosotros el mejor premio será verlos en cada una de las actividades que organicemos, que ustedes y la sociedad reconozca que pusimos un granito de arena en la lucha permanente en defensa de la profesión, de la libertad de prensa, de expresión, y sobre todo en defensa de la verdad.

Muchas gracias.

Luis Grados Trinidad
Decano del Colegio de Periodistas, Lima

Ceremonia de juramentación - 6/1/2016
Biblioteca Nacional del Perú